Abogados de franquicias - Consultores de Franquicias : Abogado de empresas

¿Qué objetivos debe cumplir tu franquicia o negocio para conseguir el éxito?

Tanto si quieres emprender, como si diriges una franquicia o un negocio ya establecido, hay una serie de objetivos que debes perseguir para generar un modelo de negocio de éxito adaptado al mercado actual.

De hecho las empresas que son capaces de cumplir estos objetivos se mantienen en el mercado y aumentan su generación de beneficios.

En cambio, las empresas que mantienen modelos de negocio obsoletos y no cumplen estos objetivos, terminan por quedarse obsoletas pese a que pudiesen contar con buenos productos o servicios. Con el tiempo estas empresas se ven avocadas a su cierre.

Hoy en día, el propio modelo de negocio que estructura la empresa es tan importante como los servicios o productos que vende, ya que si la gerencia de la empresa no cumple con los objetivos descritos , aunque pudiese contar con una oferta interesante en un momento puntual, esta se irá alejando de las necesidades de los clientes o perderá capacidad de llegar a su público objetivo.

A continuación describo los que considero algunos de los objetivos imprescindibles que debe perseguir una empresa o franquicia para su éxito:

  • Una correcta introducción de la marca.
  • Distinguirse claramente de la competencia.
  • Generar contactos personales Enfocar los productos y servicios a la existencia de una demanda real.
  • Organización flexible y eficaz, al mismo tiempo.
  • Trabajar en el desarrollo estratégico.
  • Generar confianza en la empresa.
  • Realizar un uso eficiente de la tecnología y de los recursos humanos.
  • Priorizar la relación con el clientes, presentando nuestra oferta, conociendo sus deseos y necesidades y generando un canal de información sobre su grado de satisfacción.
  • Crear un clima participativo de innovación y aprovechamiento de las oportunidades de negocio.
  • Invertir en formación permanente aprovechando las nuevas tecnologías.
  • Aumentar la flexibilidad laboral.
  • Confiar en la descentralización, la delegación y la iniciativa.
  • Reducir el coste relativo del trabajo poco cualificado y fidelizar al personal capaz de generar valor.